26 abr. 2011

Análisis: Call of Duty - World at War


Miedo... horror... genocidio... Negras nubes surcan el cielo del planeta tierra.

El Sol Naciente se alza impetuoso en Oriente; en el viejo continente, la noche... y en la noche un rey: El lobo.
Pero no es un lobo cualquiera, es un lobo especial, es Sköll... y nada será igual tras su paso. Tanto el Lobo como el Sol Naciente aumentan sus dominios en poco tiempo; son irrefrenables como el agua que cae por una cascada, son impetuosos, son valientes, son... dos de las maquinarias bélicas mas perfectas que ha conocido la humanidad.

Tanto el Japón Imperial como el III Reich construyeron su potencial en guerras cortas, sin desgaste, donde no pudieran evidenciar su principal, y casi único, defecto: la falta de efectivos. En el momento en que se vieron enfrentadas a sus antagonistas, Estados Unidos en el caso de Japón y la Unión Soviética en el caso de Alemania, se evidencio ésto. Estos dos países, inferiores tecnológicamente, pero superiores en número estaban mucho mejor preparados para una guerra larga y de desgaste progresivo que los dos primeros. Y en su defecto encontraron su fatalidad.

Hete aquí que dos héroes de guerra, Dimitri Petrenko en el lado soviético y el soldado estadounidense C. Miller serían protagonistas del punto de inflexión de la Segunda Guerra Mundial, siendo testigos, con posterioridad, de la caída de estos dos efímeros imperios.

Sed bienvenidos al mundo en guerra... o lo que es lo mismo al Call of Duty: World at War


Y tras esta presentación más propia del Canal de Historia vamos a entrar directamente en lo que nos compete, que son los videojuegos.
Nos encontramos ante uno de esos juegos que no son muy bien ponderados no se sabe muy bien porqué, la verdad. Mi explicación es que, sin dejar de ser juegos muy buenos, brillantes en algunos casos, la espada de Damocles que pende sobre ellos es que han sido el juego que ha venido después en el orden de saga de un juego sublime; aquí podríamos encontrar el Grand Theft Auto IV, tras el GTA: San Andreas; el Final Fantasy VIII tras el FF7, y éste que nos ocupa, posterior al brillantísimo Call of Duty: Modern Warfare.
Este tipo de juegos son mucho más apreciados con la distancia que da el tiempo... que ha sido tanta como la que ha estado acumulando polvo en mi estantería, aun no se muy bien porque razón, la verdad.
Estamos ante un juego soberbio, con una ambientación de cine, y detalles históricos minuciosos (La batalla de Okinawa es sencillamente A-WE-SOME); pero sin embargo ha pasado un poco desapercibido. Sin embargo, vamos a darle la oportunidad que, sin duda, merece.

La acción nos pone en la piel de dos soldados, característica habitual en los Call of Duty, uno del bando estadounidense que luchó en las diferentes batallas que tuvieron lugar en el Pacífico, y otro del bando soviético, observando el continuo avance 'rojo' sobre los dominios del Reich. El punto de partida para el Soldado Miller (EE.UU.) se sitúa en una prisión en la Isla Makin, de dónde es liberado por sus compatriotas yankees no sin antes ver la ejecución de su superior (el poooobre).
Sin embargo, para la humilde opinión del autor de esta entrada, dónde reside el verdadero peso de la historia, el carisma y lo que dan de verdad ganas de jugarlo es en la historia del soldado soviético, Dimitri Petrenko.

No se si habréis visto la película Enemigo a las Puertas (si no lo habéis hecho, ya estáis tardando), pero la primera misión de Dimitri es arrastrarse entre unos cadáveres en Stalingrado (o lo que queda de ella) mientras tu superior, el sargento Viktor Reznov (un tío completamente aparato donde los haya), te entrega su rifle de precisión dado que él esta herido, y te encarga que acabes con los soldados nazis que rodean la fuente. Tras hacerlo, porque tu eres un soldado y no cuestionas ordenes, te ves envuelto en todo este fregado a las ordenes de Reznov, e iras avanzando por diferentes zonas a medida que te acercas al corazón del Reich, participando en la batalla de Seelow, o en el asalto al Reichstag (Chicos, si no estáis familiarizados con los términos, la wikipedia es vuestra amiga... o los libros, que coño). Tras todo ello... no os voy a contar que pasa después de todo lo que tendréis que vivir, asi que pilláos el juego, alquiladlo... no dejéis la oportunidad de jugar.

Gráficamente el juego esta a la altura de los CoD. Los efectos gráficos y de las explosiones son buenos, no existe popping ni ningún efecto que afee el aspecto general. Es bastante notable este aspecto, pues buena parte del juego se desarrolla en exteriores y una pequeña cagadita en este ámbito podría echar por tierra el buen hacer argumental del mismo. La adecuacion histórica de los gráficos es perfecta, los Stukas y Panzers germanos lo parecen, y los Zeros y Patrulleras japonesas también lo parecen. Aunque ésto parezca una obviedad conviene resaltarlo, que hay algunos juegos que son de "simulación histórica" y parecen naves Daleks sacadas de un capitulo de Doctor Who. Las armas, los uniformes... todo esta retratado a la perfección; las sombras, en su sitio y con bordes definidos (no me cansaré de hablar de las sombras después de ver lo de Gran Turismo 5 ¬¬).

El apartado sonoro cumple a la perfección de lo que se espera de éste tipo de juegos; un buen doblaje te mete en la trama; una mala localización mata al mejor de los juegos. De la música del juego se puede decir poco, por no decir nada, ya que no es importante para la acción. De la misma forma las voces, elemento indispensable, son una buena muestra más del excelente nivel de doblaje que tenemos en nuestro país (por más que algunos talibanes de la V.O. se rasguen las vestiduras). Especialmente destacable es la voz de Reznov, dotada de un carisma inusual para este tipo de juegos; tras acabarmelo, yo también quise tener un hijo de Reznov. De resto, sencillamente perfecto. Todos los sonidos de armas, tanques, aviones, balas... tanto en exteriores como en cuevas, sus resonancias, todo en cuanto al sonido me pareció perfecto.

Apartado jugabilidad, una nueva nota alta, los joysticks responden a la perfección, los movimientos son suaves y no percibí momentos de "estoy muerto porque no se movió el matul este". Así que en cuanto a jugabilidad bien, muy bien, diría yo.

No he tenido la oportunidad de darle al online del juego, pero los que lo han hecho (Andriy concretamente), me han dicho que no es la panacea precisamente; seguro que en los comentarios a este análisis nos dice algo de el online.

La dificultad esta bien medida en niveles bajos; no obstante en dificultad veterano uno agradecería mas una raqueta que un fusil, y es que la lluvia de granadas que recibimos no es ni medio normal. Para mí es un gran problema, porque no sólo tenemos que estar esquivando las líneas de fuego enemigas y los campos de minas, sino que a cada paso que demos nos lloverá una lluvia de granadas. Punto negativo aquí.

En conclusión, he disfrutado muchísimo jugándolo; es un juego que merece mayor reconocimiento del que ha tenido. No obstante es comprensible que no se le haya dado tanta bola dado que viene detrás de uno los mejores shooters (si no el mejor) que han visto mis ojos. Un juego que merece la pena disfrutar, darle caña y meterte en la historia, todo sea por conocer al Sargento Reznov... aishh...


Nombre: Call of Duty - World at War
Plataformas: PlayStation 3, Xbox 360, Wii y PC
Género: First-Person Shooter


2 comentarios:

  1. Cualquiera diria que el posteador tiene algún conocimiento de historia. Muy interesante el juego, que ganas de probarlo.

    ResponderEliminar
  2. De nuevo, gran análisis. A mi este juego me encanto pero, como bien dices, la sombra del primer Modern Warfare fue demasiado larga y el volver a tratar la Segunda Guerra Mundial parece que canso a la crítica. Desde luego a mi, mientras tengan tanta calidad y tan buena ambientación, que me den todos los posibles xD.

    Y coincido en los peros: Una dificultad basada no en la inteligencia de los enemigos sino en lanzar contra nuestro personaje cientos y cientos de granadas por todos lados no es un punto alabable y el online, a pesar de las posibilidades que tenía, era difícil que te diera buena conexión en más de una partida, al menos en ps3.

    Indispensable si te gusta la temática y más que digno de una oportunidad, si no se le ha dado ya. Cuando quieras probamos el online a ver si va mejor a estas alturas, siempre que en psn logren reestablecer el servicio, claro.

    ResponderEliminar